E

El contrato fotográfico

En ocasiones no se lleva un cabo por exceso de confianza, en otras porque el propio fotógrafo no lo hace (solo puede ocurrir con los no profesionales), o porque hay parejas que piensan que la firma un contrato, conlleva una subida de precio. Cada cual es libre de hacerlo o no, pero ¿qué tipo de profesionales buscas para tu día?

Algo fundamental e importante es la manera en la que dejarás todo plasmado por escrito. Es muy recomendable formalizar lo pactado anteriormente de manera verbal. No olvides que será la persona encargada de guardar todos tus recuerdos de ese día. De igual forma este documento sirve un modo de guía para ambas partes, ya que en el se aspectos específicos tan importantes como:

-Los servicios que se contratan I Preboda, boda, postboda, etc.

-Horarios y lugares de los eventos I Donde se van a preparar, lugar del enlace, etc.

-Numero de fotos aproximadas (siempre dependerá de que tipo de boda sea y si hay momentos específicos para que el profesional les proporcione la cantidad mínima pactada. Pero por lo menos, tener una referencia).

-Cuantas personas forman el equipo humano que ese día retratará tu boda.

-Estilo y colores del artista, etc.

ENTRE MÁS CLARO TODO, MEJOR PARA AMBAS PARTES

Todos hemos escuchado alguna vez eso de “las palabras se las lleva el viento” ó “donde dijo digo, digo diego”. Mejor para la salud de ambas partes sería poder recoger en un documento hasta el más mínimo detalle. Pude que estés pensando sólo de tu lado, pero los fotógrafos nos encontramos con cancelaciones de última hora, imprevistos, etc. Y la mejor manera para aclarar cuestiones es, recurrir a papel, que como comúnmente se dice “aguanta todo”.

Y PESE A TODO, PUEDE OCURRIR

Tener un acuerdo firmado, es necesario para poder reclamar cuestiones en el hipotético caso de que algo no se cumpla por parte de la pareja o el fotógrafo, pero no te garantiza en ningún caso que tu boda sea perfecta. Puede ocurrir algo de manera particular no salga según lo esperado o al gusto de todos. Por eso es vital tener un soporte donde poder valorar la gravedad del mismo. Luego está la parte humana y comprensiva que cada cual aplica a su medida.

UN VALOR AÑADIDO

Otra forma de poder estar tranquilo de tu FOTÒGRAFO DE BODAS  te guardará la fecha es esta. Firmando En la mayoría de los casos, se usa el contrato no solo como todo lo anteriormente mencionado. También como recibo del primer pago a modo de reserva. El porcentaje en este concepto lo pone cada cual. Por ejemplo, en GRAN CANARIA O TENERIFE los FOTÓGRAFOS SOCIALES  solemos manejar los porcentajes que van desde el 25% controlan hasta el 50%.

¿HABLAMOS?

CERRAR MENU